25 octubre 2015

Hamburguesa de pavo con aceite de trufa y pistacho - Turkey truffle & pistachio patties

Si por fin has conseguido una cita con ese alguien especial a quien estás deseando tener la oportunidad de conocer mejor. Si tus intenciones son sinceras y crees que esto puede ser amor. Entonces... no hagas caso de ninguno de los consejos para primeras citas que te den. De ninguno menos de éste. Nunca, en una primera cita, dejes que te vean comiendo una hamburguesa. O esa cita será recordada como la última.

If you finally managed to have a date with that special person that you are so willing to know better. If your intentions are true and you feel this could be love. Then you should not listen to any what-you-should-shouldnot-do-during-a-first-date advice. Well, jus listen to this one: Never, and I mean ever, during a first date, should you let that special person see you eating a hamburger. Or you will be recalling that one as the last date with that person.

Scroll down for recipe in English

Hay cosas muy evidentes que todos somos capaces de discernir en lo que se refiere a qué hacer o no hacer en una primera cita. Más o menos el ser humano medio y medio  normal  hará lo posible por ponerse guapo/a, estar aseado, tener preparada conversación interesante... Vamos, las cosas lógicas. Lo que pasa es que hay veces que esa lógica nos abandona en el momento en que la comida se cuela en la cita. He oído casos en los que han llevado a una chica de lo más fina a cenar a una churrasquería. Sí. Pelo recién lavado con aroma de  hibiscus  y con un aspecto impecable de melena de anuncio. A una churrasquería. Apuesto a que no hubo segunda oportunidad.

Pero para mí el error garrafal es la hamburguesa. Salvo que seas americano, de los americanos de EEUU, no lo hagas. Porque los españoles no sabemos comer hamburguesas. O al menos no sabemos hacerlo sin  deconstruírlas . Y la  deconstrucción  destrucción  de hamburguesa en estos casos suele tener lugar con churretones de ketchup por los dedos, trozos de carne saliéndose por los lados, rodaja de pepinillo pegada en la nariz y tirilla de lechuga colgando de una comisura. Y este espectáculo, que no digo yo que no resulte súper sabroso, sólo es apto a partir de los 2 años de relación seria. Antes no. Si eres americano probablemente seas capaz de sujetar la hamburguesa más gorda de la historia con una sola mano y sin que se te caiga nada. Pero, españoles/as de mis entretelas, ni lo intentéis.
En mi adolescencia no me hizo falta ni cita en muchas ocasiones. Era ir con los amigos del instituto al McDonalds y el guapo de la clase por el que todas suspirábamos se convertía en un trol a mis ojos cuando le rondaba un  BigMac  cerca. Desenamoramiento inmediato. Luego ya estaba lo de meterse las patatas fritas por la nariz para hacer el idiota que también lo hacían muchos, pero para entonces, sólo con el BigMac, yo ya estaba fuera de la lista de admiradoras.

Así que, os tengo que decir que la hamburguesa de hoy es una maravilla de los dioses, pero refrenad vuestros impulsos de prepararla para una primera cita porque no quiero que os quede mal recuerdo ni que me echéis la culpa. En cualquier caso, si decidís no seguir mi consejo, podéis culpar al blog Cocinar con Amigos, que es del que he copiado esta delicia en este mes de Asaltablogs. En mi versión le he añadido la salsa verde que preparé hace unos días y le ha quedado buenísima. Os dejo el enlace a su receta por si queréis verla también.

Cosas que os tengo que contar de esta receta: la carne picada de pavo me ha encantado. No la había probado y estoy muy convencida de que se va a incorporar a mi nevera de forma habitual.
El toque de aceite de trufa es espectacular. El aroma que le da es buenísimo y me encanta cómo huele la cocina sólo con abrir la botella. Yo os recomiendo tener vuestro propio aceite de trufa metiendo una trufa (pequeñita es suficiente, no hace falta arruinarse) en una botella de un aceite de oliva virgen extra bueno, y dejarla que lo aromatice. Con ese aceite vais a hacer maravillas. Una amiga me contó que había escuchado al propio Joan Roca contar que una cutre pizza margarita del  Telepizza,  rociada con un chorrito de aceite de trufa ya no tenía nada que ver. Y os tengo que decir que lo he probado y es cierto. Así que la botellita de aceite aromatizado de trufa os recomiendo tenerla como fondo de armario cocinillas.
Y los pistachos me parecen un toque de sabor y de color que también me ha encantado. De hecho en la salsa verde también he puesto pistachos si visteis la receta hace unos días.
Así que al lío.

Ingredientes
  •  400 grs de carne picada de pavo
  • Una cucharada sopera de aceite de trufa
  • Unos 15 pistachos pelados y picados en trozos no muy pequeños para que se noten
  • La yema de un huevo
  • 1 cucharada sopera de pan rallado
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra para freír
  • Queso para acompañar la hamburguesa (yo puse un Muenster, no Munster, en lonchas que me encanta para este tipo de platos porque no es fuerte pero tiene sabor)
  • Rodajas de tomate
  • Espinacas frescas
  • Salsa verde
  • Cebolla
  • Pan de hamburguesa o cualquier otro tipo de pan que os guste.
Preparación
  1. En un bol mezclar la carne picada de pavo bien salpimentada (es una carne sosa) con la yema de huevo, el pan rallado, el aceite de trufa y los pistachos picados. Dejar reposar como unos 30 min en la nevera para que los sabores se asienten bien.
  2. Formar las hamburguesas del tamaño que queráis. Las mías eran pequeñitas.
  3. Freirlas con un poco de aceite en una sartén o en una plancha a fuego fuerte para que se doren rápido por fuera y se cocinen por dentro pero queden jugosas. 
  4. Servir en el pan acompañadas de las espinacas, el queso, el tomate y la cebolla.
  5. Colocar una buena cucharada de la salsa verde encima.
  6. Disfrutar sin que nadie te vea.



Ingredients
  •  1 lb ground turkey
  • 1 tbsp truffle oil
  • 1/4 cup pistachios, peeled and chopped
  • 1 egg yolk
  • 1 tbsp breadcrums
  • Salt and pepper
  • 1 tbsp extra virgin olive oil to cook
  • Slices of cheese (I used muenster)
  • Tomato slices
  • Fresh spinach
  • Onion
  • Green salsa
  • Burger buns of your choice
 Directions
  1. In a big bowl mix well the turkey meat well seasoned with salt and pepper, the trufle oil, pistachios, egg yolk and breadcrumbs. Let sit in the refrigerator for about 30 min.
  2. Form your burgers. Mine were slider-sized.
  3. In a skillet or in the grill heat the tbsp of olive oil and cook on high temperature so they will sear on the outside and still be cooked but tender in the inside.
  4. Place in your bun of choice topped with cheese, tomato slices, onions, spinach and a heaped tablespoon of the green sauce.
  5. Enjoy!! 

Este era el chico más popular del insti. La palabra clave es ERA.





Image and video hosting by TinyPic

36 comentarios:

  1. Beatriz sabes que esta hamburguesa tiene una pintaza???
    Tiene que estar fabulosa, enhorabuena porque esta perfecta!

    ResponderEliminar
  2. Jooooo, pintaza!!!! Como me gustan esas hamburguesas que tienen una altura de vértigo por todo lo que tienen!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no te creas, que me costó lo mío mantenerala así de alta para las fotos! Se desmoronó en cuanto le metí mano.

      Eliminar
  3. Yo aún recuerdo con angustia cuando el que después de aquelló llegó a ser mi marido, me invitó a comer en su coche (en un atasco inmenso en la ciudad en el que le dio tiempo a comprar algo de cena mientras no-avanzábamos) un kebab.

    Kebab. En el coche. Pasé tanta angustia intentando que los chorretones de salsa no cayeran por mi barbilla y acabaran en la tapicería BEIGE CLARITO de su coche, que aún tengo espasmos cuando veo un kebab.

    Ujs.

    ResponderEliminar
  4. Fantástica receta, muy buen asalto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja Bea, ¡eres la mejor! Me encantan tus posts historiados. :)

    Pedazo de asalto te has currado, a lo americano pero con el toque spanish del aceite de oliva virgen extra y aceite de trufa. Aplauso y público alsaltante puesto en pie.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Qué de cosas lleva esta hamburguesa, ¿no?, ¡súper completa!...Se me ha caído la baba leyendo cada ingrediente, pero sobre todo, viendo las fotos, y como siempre pasando un buen rato leyéndote guapi ^^
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  7. Oioioioi, ya has trinchado el pavo!!
    suena bien, el aceite de trufa tiene su punto interesante y la salsa verde me ha encantado! La voy a hacer... y lo sabes ;)
    Por dios! cuanta verdad hay en este post... espeluznantes las imágenes que ponen en nuestra cabeza los locales de hamburguesas. Un McD es sinónimo de cielo e infierno.
    En principio el tenedor y el cuchillo me sugieren tranquilidad, se puede comer y charlar sin el estrés del "momentohamburguesa" Y como apunta Ana Melm... esto vale para el kebab, que también tiene tela intentar comértelo con dignidad!
    Un asalto salseramente original!
    Petonets
    Marisa

    ResponderEliminar
  8. aiii que cosa más rica de hamburguesa, me he quedado sorprendida, la verdad es que es mucho más sana y seguro que más deliciosa que la normal jejeje. Muy rica,
    un beso
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Uissss, esta era la receta preferida de mi marido pero al final me decanté por las gyozas. No hace falta decir que ya me la ha reclamado y viendo la pinta que tiene creo que voy a sucumbir y como ya llevamos 2 x 10 años juntos creo que nuestra relación se lo puede permitir, jjejeje
    Buen asalto!
    Un petó
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. Guauuuu! ¡Espectacular! Yo quiero unaaaa! Besos

    ResponderEliminar
  11. Jo, pues tiene una pinta estupenda, me voy corriendo a ver la salsa verde que también está diciendo comeme. Por cierto, a mi si me preparan una cosa así de rica en una primera cita, me da igual la dificultad en la degustación, me tienen ganado de primeras y no hay churretón de ketchup que cambie eso. :D

    Un saludo y enhorabuena por tu asalto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué no, que te lo digo yo. Que en una primera cita de edad adulta ya hemos superado ciertos sentidos del ridículo, pero ver a tu amor platónico con el churrete por la comisura y el plato hecho unos zorros de lechuga y tomate le corta el rollo a cualquiera. Aunque la verdad es que está muy rica ;-)
      Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  12. Madre mía que pinta tieneeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee... estoy empezando a pensar en desapuntarme del reto para no ver vuestras recetas, no porque no me guste verlas sino porque sufro al verlas y no podérmelas preparar para probarlas...
    Tus hamburguesas me parecen una auténtica gozada, yo pagaría por ella en un restaurante, de verdad que es fantástica!!! Felicidades!!! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pagues!! Háztelas en casa! Porque por el aroma de trufa, seguramente artificial, te iban a cobrar un pico en el restaurante!! Pero me alegra mucho que te hayan gustado.

      Eliminar
  13. Pedazo de hamburguesa!! que envidia...buen asalto!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste Julia. Pruébala!
      Un beso

      Eliminar
  14. Menuda hamburguesa XXL , que maravilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que es tan grande! Pero es alta eso sí!
      Besos

      Eliminar
  15. jjajajajajaj. pues tomo nota por si un día me divorcio y tengo otra primera cita jajajajajajajjaa naaaaaaada de hamburguesería, a no ser que solo quiera esa primera cita ummmm. ayy me voy del temaaaa. Me encanta tu hamburguesa, muy buen asalto. un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma nota que nunca se sabe cuándo llega Hugh Jackman y nos quiere llevar a cenar por ahí! Aunque como es americano creo que ni con hamburguesa nos desenamoraría. Jajaja!

      Eliminar
  16. Madre mía que cosa más rica!!!! impresionante. Un gran gran asalto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Patrica! Me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  17. jajajaaja que buena!!! Y tu asalto madre mia que pinta tiene!!!

    ResponderEliminar
  18. Pues tengo que decirte Bea que nunca me ha dado vergüenza comer con alguien que me gustaba en la primera cita y mucho menos una hamburguesa, yo la como con cuchillo y tenedor y no se me cae nada, en mi casa siempre han alucinado, como tu dices mientras todos chorrean ketchup hasta por la nariz y trozos de carne y pan caen en el plato yo tan fina voy cortando y colocando con los cubiertos cada trozo y disfruto el doble, lo aprovecho todo jejeje...
    En casa suelo hacer muchas veces hamburguesa, me encanta ponerle a la carne aliños diferentes, especias y acompañarla con guarniciones distintas así que esta la tengo que probar, menuda delicia!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tú tienes una clase y transmites una seguridad en ti misma que es difícil de lograr. Y menos en primeras citas que a mí recuerdo que me temblaban las canillas. Como para intentar comerme una hamburguesa con cuchillo y tenedor. Nada nada. Paso.

      Eliminar
  19. existe la técnica boa: desencajarte la mandíbula.
    Pruébalo, no te arrepentirás ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! No puedo! Además seguro que algo se te mete por la nariz!

      Eliminar
  20. Como siempre un placer leerte y me he reído un montón jejeje.
    Pero esta que nos traes hoy seguro que con churretes y todo está divinaaaa.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche muchas gracias! Me hace mucha ilusión que te guste venir a leerme. Un beso!

      Eliminar
  21. Madre mía del amor hermoso qué pinta tiene esa hamburguesa!!!!!. Voy corriendo a ver la salsa que promete!.
    En cuanto a las primeras citas y la comida.... ponte en situación: parque de Atracciones, cervezas y perritos calientes con salsas y guarrindongadas y luego a montar en las nuevas atracciones que te ponían boca abajo... lo demás es historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del parque de atracciones y las cervezas lo he vivido. Para mi desgracia. No había perritos de por medio así que me consuela saber que podría haber sido todo aún peor... Jajaja.
      Un beso!

      Eliminar
  22. Porque tiene que ser tan importante y perfecta la primera cita si total después nos tiraremos pedos en la misma cama, te vera depilarte, escupiremos juntos lavándonos los dientes....Esa hamburguesa es la primera cita perfecta. Muacks.

    ResponderEliminar
  23. un montadito de jamón...quien iba a imaginar que dos rebanadas de pan y un poco de jamón iban a ser tan puñeteras. Al primer mordisco el jamón se queda como petrificado, no hay forma de separar el montadito de la boca...Jamás muerdas una loncha de jamón en el sentido de las hebras, las puñeteras arrastran toda la loncha hacia tu boca. Tenia dos opciones: Meterme disimuladamente todo el montadito en la boca de una vez e intentar no morir atragantada, o abrir los dientes y sacar el bocadillo con los dientes marcados y por su puesto chorreante de babas... En fin, el que estaba enfrente hoy es mi marido y padre de mis hijos, un amor jejejeje.
    Me encanta tu hamburguesa y tu relato. Bss!!

    ResponderEliminar

Dime qué te ha parecido o pregúntame lo que quieras

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips