05 noviembre 2015

Glazed roasted carrots with maple syrup and thyme - Zanahorias glaseadas en horno con sirope de arce y tomillo

Hace tiempo que no me pasa. Debo de estar curándome. Hace tiempo que no me despierto en mitad de la noche queriendo comer patatas. Fritas, cocidas, asadas, en tortilla, en puré... Hace tiempo que ya no hablo bajito cuando al pedir mi guarnición elijo verduras o cualquier otra cosa, pero no patatas. Antes, si decía "ensalada" me salía la palabra como si me estuvieran encañonando por la espalda con una pistola oculta y lo dijera por obligación. Las patatas me siguen encantando pero ya no me tienen secuestrada, y ahora me dedico a hacer miles de guarniciones alternativas algunas de ellas tan fantásticas como esta de hoy.

I must be getting over it. It's been a while since I woke up in the middle of the night for the last time craving potatos. French fries, boiled, roasted, mashed... It's also been a while since the last time my voice trembled when ordering a side dish other than fries. Now I can say it loud. "I will have veggies, or salad". But before... before it was as if someone was pointing a gun at me forcing me to give up on fries. Don't take me wrong, I still love potatos, it's just that they are not holding me hostage anymore, so now I keep trying to find out about alternative sides and I come up with some as fantastic as these carrots that I am bringing you today. 


Scroll down for recipe in English
Pues sí, reconozco que la zanahoria ya me hacía ojitos y que no ha sido muy difícil dejar a la patata un poco de lado (un poco). No sé si mi paladar está cambiando y de pronto soy capaz de aprecial cualidades y sabores que antes no me resultaban tan atractivos, o es simplemente que las patatas me tenían  quitao  el  sentío  y no era capaz de valorar bien determinadas cosas. Me refiero por ejemplo al toque dulzoncillo de la zanahoria. Es justamente eso que ahora me encanta lo que hace un tiempo me habría echado atrás. No sé, igual necesitaba darles una vuelta con un aderezo adecuado a ese dulzor como el que les he puesto, o igual es evolución, también conocida como envejecimiento y toma de conciencia de que hay que cuidarse por si nos rompemos la cadera en breve.
Si os pasaba lo que a mí y no erais en exceso fans de la zanahoria, el problema sólo lo teníais con la zanahoria cocida. La cruda en cambio nunca ha sido un problema, me ha encantado desde niña. En mi infuyen dos motivos: el primero es que cruda no sabe dulzona, y el segundo es porque la naturaleza me dotó de unos incisivos superiores de capibara que una ortodoncia corrigió debidamente en mi niñez. (A pesar de todo era yo una niña muy graciosa con mis dientes de conejillo, no se vaya a entristecer mi madre que siempre me ha visto guapa. Pa eso es mi madre.)
La zanahoria cocida en cambio ya era otro cantar, ahí si que no le veía yo nada de la gracia que le veo ahora. De todas formas debo decir que gana mucho si se le pone un buen aderezo que haga un poco de contraste como comentaba más arriba. Así que os voy a contar cosas de cómo he llegado preparar unas zanahorias que se disputan un lugar en mi corazoncito con las patatas.
Esta receta es una variación de unas zanahorias glaseadas del chef Heston Blumental. Se trata de un cocinero inglés que ha sido propuesto este mes en el Reto Cooking the Chef. Hace meses que quería participar pero por unos u otros motivos nunca he llegado a tiempo. Pero esta vez aquí estoy.
Como detalles curiosos sobre la receta os contaré que la de Heston Blumental no usa el horno como yo he hecho. Él cocina las zanahorias cortadas en rodajas con mantequilla en una sartén. En caso de haberlas hecho en la sartén yo nunca habría usado mantequilla sino AOVE, pero lo curioso que os quería contar es que él explica que siempre es mejor cocinarlas en una grasa en vez de cocerlas en agua porque al cocerlas, la mayor parte del sabor se queda en el agua quedando la zanahoria muy insípida. Mi experiencia, a pesar de no haberlas hecho en sartén sino en horno, es que lo que dice el amigo Heston tiene mucho de cierto, porque mis zanahorias en horno han resultado con un sabor mucho más intenso del que haya probado yo antes cociéndolas. Bueno, os dejo ya con mi versión.

Ingredientes
  • 2 manojos de zanahorias: si podéis conseguirlas orgánicas de las que son finitas con el tallo verde mejor. Es porque son muy tiernas y tienen la piel muy fina. Simplemente con cepillarlas bien bajo el grifo es suficiente, no hace falta pelarlas. Y como las vamos a dejar enteras, se cocinan mucho mejor y en menos tiempo. 
  • 1 cucharada sopera de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 2 cucharadas de sirope de arce (podéis sustituir por miel)
  • 1 cucharada de vinagre de arroz o un vinagre blanco que no sea muy fuerte
  • una pizca, como media cucharadita de ajo en polvo o un diente de ajo fresco pelado y picado muy muy fino.
  • Tomillo



Preparación
  1.  Precalienta el horno a 200º. Si las zanahorias son finitas y orgánicas ráspalas un poco bajo el grifo, córtales los tallos y ya. Si son más gruesas pélalas y córtalas longitudinalmente. Así se harán antes en el horno.
  2. Prepara el aderezo mezclando bien la soja, la mostaza, el AOVE, el sirope de arce o miel, el vinagre, el ajo en polvo y el tomillo. Mezcla con unas varillas hasta que emulsione.
  3. Extiende las zanahorias en una bandeja de horno y pringa bien con la mitad del aderezo. Gíralas para que queden bien recubiertas.
  4. Hornea durante unos 15 minutos, dales la vuelta, usa un pincel para echarles un poquito más del aderezo y hornea otros 15 min. Las mías con estos 30 min en total estaban ya tiernísimas. Ve comprobando pinchando con un tenedor y sigue horneando hasta que tengan el punto que te gusta.
  5. Al sacarlas del horno, vierte el aderezo que te quede sobre las zanahorias ya hechas y añade otro poco de tomillo fresco. Las mías no necesitaron nada más, la mostaza y la soja les daban el punto necesario de sabor, pero siempre puedes añadir un poco de sal gorda si quieres.
Ingredients
  • 2 bunches organic carrots. They are more tender and the skin is so thin you won't even need to peel them. If you cant find organic carrots or they are thicker just peel them and cut them lengthwise so they will cook in less time in the oven.
  • 2 Tbsps Extra virgin olive oil
  • 1 Tbsp Dijon mustard
  • 2 Tbsp maple syrup or honey 
  • 1 Tbsp soy sauce
  • 1 Tbsp rice vinegar or any white vinegar
  • 1/2 tsp garlic powder
  • Fresh thyme
Directions
  1. Preheat your oven to 400º, and place the carrots in an even layer on a baking sheet.
  2. Mix all the ingredients of the marinade (everything except the carrots) and combine it well.
  3. Pour half of the marinade over the carrots and toss well to coat.
  4. Roast for 15 min. Turn the carrots and brush them slightly with some more marinade. Roast for another 15 min. Mine were perfectly tender after 30 min in total. You need to find your sweet spot which will depend on the thickness of your carrots.
  5. Pour the remaining marinade and coat the roasted carrots. Garnish with some more fresh thyme and enjoy!
  6. To my taste they were perfect but if you like you can add some coarse salt before serving.
¿Zanahoria cruda? Sure!!


Image and video hosting by TinyPic

33 comentarios:

  1. pero que riquísimas deben estar!! me la apunto!! un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii Hirma, están buenísimas! Para mí también han sido un descubrimiento.
      Besos

      Eliminar
  2. Yo también me la apunto! tienen una pinta! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Carola, muchas gracias!
      Besos

      Eliminar
  3. Que ilusión verte por aquí, en el reto. Esas zanahorias están diciendo cómeme, como siempre, me encantan tus fotos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me hace mucha ilusión que me digas que te gustan mis fotos.
      Besos

      Eliminar
  4. Pues a mi como a ti. Las crudas me rechiflas pero las cocidas... no puedo con ellas!!! Pero como les haces tan buena prensa y tienen ete aspecto tan espectacular quizás me anime con ellas. Parecen buenísimas :-)
    Un petó

    Blanca

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí la zanahoria me encanta en cualquier versión... o sea que pongo el maple syrup en la lista, que ya se me acabó y pruebo tus zanahorias :)
    Muchas gracias por participar
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hija pues a mí no me gustaban nada las cocidas antes. Ahora algo más, pero de todas formas desde que he descubierto esta forma de hacerlas ya voy a hacerlas así siempre! Y el aderezo no veas qué cosa más rica.
      Besitos

      Eliminar
  6. Me encantan las zanahorias y con el glaseado que has preparado tienen que estar riquísimas. Además me gustan esas zanahorias finitas como las que has hecho, que te han quedado también superbonitas.

    Un besito,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que son una monada. Y además son tiernísimas, blanditas y casi no hay ni que pelarlas.
      Me alegro de que te gusten

      Eliminar
  7. Beatriz tus zanahorias al horno me han cautivado, nunca antes he hecho zanahorias al horno. Y aunque no me lo creas estoy en proceso de dejar de lado un poco las papas. Estoy en el paso de cambio de papas por camote. Que aparte de ser un carbo de absorción lenta; en el horno queda maravilloso. Bueno, pues estas zanahorias te han quedado hermosas de color, las guardo y anoto porque definitivamente que las haré.
    Me encanta ver estos aportes, desde saludables como el tuyo, como los calóricos como el mío jijijij, pero que más da. Lo importante es disfrutarse lo que uno hace, y se ve que te disfrutaste mucho éste reto.
    Un placer compartir reto contigo

    ResponderEliminar
  8. me han encantado tus zanahorias, tienen una pinta deliciosa, un beso!

    ResponderEliminar
  9. Ideal para las zanahorias recien arrancadas del huerto..este finde las pruebo
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Exquisitas... Y si son recién sacadas de la tierra, mejor que mejor! Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues yo si era de las que comía zanahorias crudas porque los dientes los tenía bien, lo que tenía mal era la vista con gafotas que llevaba y mi madre me decía que comiera zanahorias que eran buenas para la vista. y yo penaba: "pero si ya no veo ni torta, será para que no vaya a peor"!!
    Es cierto que lo mejor de Heston es su estudio de las cocciones en lo alimentos básicos, y para muestra tus zanahorias, ideales de la muerte. Un besote.
    Monie

    ResponderEliminar
  12. La zanahoria es supersana y yo me he hecho fan suya últimamente así que me apunto tu receta porque me encanta la idea del horno y los aderezos. Besos

    ResponderEliminar
  13. La zanahoria es supersana y yo me he hecho fan suya últimamente así que me apunto tu receta porque me encanta la idea del horno y los aderezos. Besos

    ResponderEliminar
  14. En casa gustan mucho las zanahorias crudas, pero a los niños les cuesta comerlas guidsadas... Aun así creo que podría probar a ver si les gustan porque tienen que estar riquisimas!!! Besos

    ResponderEliminar
  15. A tí te corrigieron los dientes, pero mis paletos siguen asomando cuando tengo una medio sonrisa, me parezco al de la foto, jeje.

    Yo todovía no he superado mi adicción a las patatas, patata que veo patata que cae, por eso procuro cocinarlas poco, pero me encantan las guarniciones de verduras y hortalizas al horno. Teno que probar este aliño.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  16. Deliciosas, aunque nunca las he encontrado tan finitas. Ya veo que son orgánicas. Las buscaré, pues esta receta la haré que vale la pena!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Yo tengo educados a los camareros del sitio donde como a no poner ningún tipo de guarnición en mis platos. Me niego a la lechuga triste y rasmosa con su medio trozo de tomate y la zanahoria de bote, y más aún a las grasientas y deliciosas patataaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasssssssssssssss fritas caserasssssssssss. Simplemente, finjo que no existen, pido mi plato vacío, con su filete triste, solitario y abandonado, y hago como que no veo las patataaaaaaaaaaassssss de mis compañeros...

    ResponderEliminar
  18. Tenía ganas de tenerte por aquí, Aisha me ha hablado de tu blog muchas veces y o nunca me acordaba de buscarte o olvidaba las premisas... ahora ya te "tengo". A mi las zanahorias gisadas también me encantan.... hago unas con zumo de naranja y jengibre que tb me encantan! Pero volvamos a las tuyas.
    Las fotografías son divinas...preciosas. Yo tb encontraba el defecto de las zanahorias su dulzor y ahora, ya de más mayor, es su cualidad más apreciada. ME encantan así, toscamente limpiadas, y de guarnición de cualquier cosa.
    Gracias pro participar!

    ResponderEliminar
  19. Que delicia de receta, creo que el horno ha sido todo un acierto, tomo nota para añadirla a mi dieta que yo también soy muy de patata como guarnición, de hecho a veces sería capaz de comer solo patatas fritas sin nada más, jajaja.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Espero que te esté yendo genial al otro lado del charco!!! Veo que estás hecha toda una americana incorporando el sirope de arce a tus recetas. Tienen una pinta genial, ya me imagino acompañandolas de una gran barbacoa en el jardín :) Un besazo

    ResponderEliminar
  21. Mmmmmmmmmmmmmmmmmmm... me encantan las zanahorias!!!! Nunca las he probado así pero seguramente estarán de rechupete... mmm... que feliz soy yo con una zanahoria... jejejeje!!! De verdad, buenísima tú receta!!! Felicidades!!! ^_^

    ResponderEliminar
  22. JAjaja a mí me pasaba como a tí, la zanahoria cociada puagggg, pero en mi caso yo creo que es lam adurez la que me ha ido cambiando el gusto jeje. Aunque sigo prefieriendolas crudas probaré esta versión ;) Besos!!

    ResponderEliminar
  23. O sea, que nos pones en modo Lord Bugs Bunny, que me imagino al conejito con el bombín y el paraguas, una servilleta en el cuello y entrando en el Hotel Mandarin Oriental de Londres pidiendo unas zanahorias de una Beatriz que está en Texas!

    Las voy a hacer, que suelo probar tus recetas!

    ResponderEliminar
  24. buena receta la suelo hacer bastantes veces , me encantaron las fotos , un besito

    ResponderEliminar
  25. Me apunto la receta que se me está poniendo cara de rabbit de lo que me ha gustado. ;)

    ResponderEliminar

Dime qué te ha parecido o pregúntame lo que quieras

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips